In memoriam
Pierre Marchais (1924-2021)
Neuropsiquiatra y epistemólogo


El 27 de agosto de 2021, murió en París, en donde había nacido en 1924, el Doctor Pierre Marchais, una de las figuras más distinguidas y originales de la psiquiatría francesa. Autor de diecisiete libros y más de 250 artículos en los que, a lo largo de muchos años, construyó un método original e innovador para enfocar la patología mental, buscando establecer un estatus más científico para la psiquiatría.

En el sitio web http://marchaispierreneuropsy.com/ puede leerse el siguiente resumen:

Tras haber convertido a las enfermedades mentales en procesos psicopatológicos y establecido un glosario de esta disciplina, un enfoque metodológico y epistemológico le permitió precisar un método de observación original basado en la teoría lógico-matemática de los conjuntos: el método sistemal, el cual lo incitó a reformular la nosología psiquiátrica estudiando los trastornos mentales a partir de las nociones de niveles de organización, de integración, de comunicación y de autorregulación, para abrir después la psiquiatría a la interdisciplinaridad. Una de sus consecuencias fue el desarrollo del proceso de conocimiento y un enfoque nuevo de las grandes instancias psíquicas que conciernen especialmente a su actividad, a la conciencia y a la mente. Este método lo condujo posteriormente a recurrir a la teoría matemática de las categorías. A la concepción de los procesos le sucedió después una concepción de los flujos psíquicos perturbados fundadas en las correlaciones simples y complejas, permitiendo así un afinamiento de los fundamentos de tales trastornos.
Posteriormente recurrió a la utilización de la informática constructivista, permitiendo especialmente una aproximación con los automatismos psíquicos. Estos diversos trabajos lo condujeron a reformular una psiquiatría general unitaria basada en los flujos energéticos subyacentes, sobrepasando una simple adición al suscitar una fusión de los conocimientos adquiridos en este terreno. La orientación de esta línea de investigación condujo finalmente, a una renovación de los paradigmas en psiquiatría. El estudio del trastorno mental se desarrolló de esta manera no solo a partir de sus apariencias sino también intentando precisar sus infraestructuras ocultas. Esto permitió plantear una nueva mirada sobre la psiquiatría. Esto implica una reorientación resueltamente dirigida hacia una interdisciplinariedad.
Pretende una reformulación de esta disciplina proponiendo nuevas modelizaciones del trastorno mental y del funcionamiento psíquico, a partir de nociones surgidas de disciplinas más rigurosas: la lógica de los contrarios, la teoría de los conjuntos, la teoría de las categorías, el constructivismo informático, la contabilidad electromagnética, sin omitir por ello la subjetividad del paciente y sus relaciones con los campos estéticos y éticos. El campo de estudio psiquiátrico queda entonces ampliamente abierto con la promesa de una extensión continua de los conocimientos y a tratamientos mejor orientados que permitan también resolver sus enigmas persistentes y desarrollar el humanismo que estuvo en su origen.

Conocí al doctor Pierre Marchais en ocasión del V Congreso Mundial de Psiquiatría (México, 1971) de cuyo Comité Organizador formé parte. Me pareció un colega muy erudito con una personalidad muy atractiva. Diez años después me envió su obra “Los Procesos Psicopatológicos del Adulto. Nuevo Enfoque Clínico en Psiquiatría” publicada en 1981. Me sorprendió la gran originalidad de su empresa y la profundidad de sus conocimientos clínicos y matemáticos. Mi deslumbramiento me condujo a proponer su traducción a la editorial La Prensa Médica Mexicana. El libro apareció en 1985 y permitió la difusión de su pensamiento a los colegas de lengua española. El doctor Pierre Marchais tuvo la gentileza de enviarme la mayor parte de las obras que escribió posteriormente, siendo la última que recibí “L’Esprit. Étude sur l’unité paradoxale des flux énergétiques de la dynamique psychique”, de 2009. La desaparición de esa benemérita editorial mexicana tras el fallecimiento de su fundadora y directora, Doña Carolina Amor de Fournier, impidió proseguir la labor de traductor de algunas de sus obras como me había propuesto en ese momento. Los otros editores a los cuales propuse sus libros los consideraron unánimemente como dirigidos a un público muy restringido… Además de mi traducción de “Los Procesos Psicopatológicos del Adulto”, su “Metapsiquiatría” fue traducida al italiano en 1976 por I. Gentille, y su “Introducción a una Metodología General en Psiquiatría” y “Modelos Operatorios en Psicopatología” fueron traducidos al portugués, en Brasil, por A.-M. Bastos Alves. En 2009 Toschiro Fujimoto tradujo bajo el nombre de “Seishin katsudo” otro de sus libros.

En ocasión de algunos viajes a Francia pude apreciar su actividad como Secretario de la Société Médico-Psychologique de Paris. Recuerdo en particular la diplomacia y firmeza con la cual logró calmar un día a un Henri Baruk demasiado exaltado por la reciente decisión administrativa de separar las especialidades de Neurología y Psiquiatría. Esa centenaria sociedad francesa tuvo el privilegio de contar durante largos años con la diligente actividad de Pierre Marchais como Secretario General.

He aquí una lista de sus obras:

  • Psicopatología en la práctica médica, 1964
  • Los procesos neuróticos, 1968
  • Glosario de Psiquiatría, 1970 (Premio Bordin de la Academia Francesa)
  • Psiquiatría y Metodología, 1970 (Premio Ritti de la Academia de Medicina)
  • Introducción a la psiquiatría teórica,1971
  • Psiquiatría de síntesis,1973
  • Metapsiquiatría, 1974
  • Magia y mito en psiquiatría, 1977
  • Los procesos psicopatológicos del adulto, 1981
  • Las movilidades psicopatológicas. Ensayo de psiquiatría dinámica, 1983
  • Permanencia y relatividad del trastorno mental, 1986
  • El fenómeno moral, 1989
  • El nuevo espíritu psiquiátrico, 1996
  • El proceso de conocimiento, 2000
  • La actividad psíquica, 2003
  • La conciencia humana, 2007
  • El espíritu. Ensayo sobre la unidad paradójica de los flujos energéticos de la dinámica psíquica, 2009

Esta empresa intelectual, extraordinariamente profunda y original, siempre me ha recordado aquella que intentó, muy adelantado a su tiempo, entre los siglos XIII y XIV, el beato Raymundo Lulio, que intentó transponer las cualidades del intelecto a una serie de formulaciones lingüísticas y topológicas. Como su antecesor, la obra de Pierre Marchais es una verdadera Ars Magna Generallis.

Héctor Pérez-Rincón